San Juan Soleado Seco y Dulce, nacen de uvas Riesling maduras y se crían en barricas de roble al sol y brisa fresca del Río San Juan. Son vinos especiales, licorosos, de color ámbar, perfume delicado de frutos secos y potentes de uva pasa, boca fuerte y dulce con paladar aterciopelado.
Los momentos de San Juan Soleado son el aperitivo con patés, quesos fuertes, salados o cremosos, el postre que cierra la comida, la sobremesa prolongada, un café, y también, se degusta solo en un tiempo de reflexión.
En la repostería tienen su lugar junto al Marsala, Jerez y Oporto.

Ver detalles
Seco
Ver detalles
Dulce